Los científicos están analizando si será seguro administrar una vacuna COVID-19 a individuos previamente infectados, ya que muchos de ellos pueden no saber que tenían el coronavirus.

Los científicos del ejército, los mejores médicos e investigadores farmacéuticos del país que trabajan en las vacunas COVID-19 también quieren saber si vacunar a las personas que ya se han recuperado podría aumentar su inmunidad natural, ayudando a evitar una posible segunda infección.

Responder a esas preguntas será fundamental para determinar la efectividad de una vacuna, la potencia de los anticuerpos inducidos naturalmente y si las personas que desean vacunarse requerirán pruebas de anticuerpos de antemano para determinar si tenían COVID-19.

Para leer la historia completa, consulte la Fort Worth Star-Telegram

Compartir: